berlin calling small

Hay algo que está muy de moda en Berlín entre los amantes de la música electrónica y techno y los djs de la ciudad: despertarse el domingo, desayunar bien y meterse en garitos/after cuyas fiestas empiezan de día y siguen hasta la madrugada del lunes. El abanico de posibilidades es muy variado según la temporada. Sin embargo algunos lugares ya han escrito su nombre en la historia de la escena alternativa.

El bar 25

Hay una secuencia de la película Berlin Calling (berlin-calling.de)*, dirigida por Hannes Sthör e interpretada magistralmente por el dj Paul Kalkbrenner en el papel de Ickarus, que ejemplifica muy bien esta tendencia. Ickarus se despierta por la mañana, sale de su casa en el sol del domingo y camina hasta un lugar cuyo acceso está en el mismo muro de Berlín que hasta el 1989 dividió el mundo en dos bloques. En el caso de Ickarus-kalkbrenner, el día no termina bien. En la realidad, depende de la sensatez de cada uno. Tanto en la película como en el Berlín actual este sitio tan especial se llama Bar 25 (bar25.de) y es sin duda uno de los lugares más populares y discutidos de la ciudad. También como en la película, es muy normal encontrarse acá con los djs del momento como Ellen Allien, Ricardo Villalobos y otros residentes de la escena berlinesa.

No es un club. Es una cabaña de estilo western atrapada entre el muro y el río Spree donde no hay que esperarse altavoces que te disparan decibeles en el pecho. La especialidad del Bar 25 es su atmósfera relajada, su enorme sauce llorón que hace sombra en el medio y su fauna entre loca y trendy. Ye es justo el “trendy” que le ha costado las críticas peores. Muchos no soportan el trato de la puerta, pues los que trabajan ahí deciden quién da la talla y quién no para poder entrar. A menudo cierran el acceso a los turistas, sobre todo si se presentan borrachos en grupos de quince. La mejor forma para superar este obstáculo es ir solos, o entre dos y llevar algún detalle raro, una peluca, esposas de glitter o una muñeca: los fetiches se aprecian mucho.

Por los platos del bar 25 han pasado todos los grandes nombres de la techno. El año pasado, en su fiesta de cierre (luego no cerró definitivamente como se pensaba) la lista de dj’s puesta en la página web era infinita: Onur Ozer, Marcus Meinhardt, Empro, Tobi Neumann, Red Robin, Daniel Dreier, Tom Clark, Format B, Marco Ressmann, Jake the Rapper, Benno Blome, d.O.P, Mathias Kaden, Sven Dohse, Phage, Gianni Vitiello…. Parece que este año el Bar 25 vaya a cerrar de verdad. Esperando la última gran fiesta los días mejores son los domingos.

Los demás

Para los domingueros-techno existen otras posibilidades. Un consejo de la dj Ellen Allien es la terraza del club Week-end (week-end-berlin.de), en el último piso de un edificio de la Alexanderplatz con unas espectaculares sobre la Frankfurter Allee y la obra siempre en construcción de la plaza. Aquí, unos grandes sillones, el piso de madera y las frazadas para taparte cuando haga frío te permiten disfrutar de la puesta del sol, y cuando se vaya la luz puedes acceder a los clubes del piso 13 y 14.

Otra posibilidad para el domingo es en uno de los lugares de culto de la ciudad, el Panorama bar/Berghain (berghain.de). En concreto, su jardín. En cualquier momento del año, entre sábado y domingo (fue señalado en 2009 como el mejor club del mundo según la revista británica Dj Mag) directamente no cierra, por lo que es muy normal toparse con la cola para entrar a las 12 del domingo, ya que la fiesta sigue hasta la madrugada del lunes. Sin embargo en verano, a partir del año pasado, no hace falta ya aventurarse en la oscuridad de sus salas, sino que también está abierto un jardín, donde la música house o minimal es más baja y se puede pasar una tarde electrónica estilo berlinés.

Otro sitio famoso por las fiestas del domingo es el Rechenzentrum (rechenzentrum-club.de), un club montado al interior de un antiguo estudio de grabación de radio de la RDA, a orillas del rio y rodeado por el parque de Treptow. Se trata de un garito cuya música es bastante dura, pero su playa y su parque de juego al exterior hacen posible que jóvenes parejas con niños lo elijan para pasar la tarde.

Por último cabe señalar el Club des Visionaires otro bar apoyado en plataformas de madera que flotan en el canal que ofrece buena música con dj siempre en directo y las sombras de otro sauce llorón gigante. También hay más opciones menos “fijas”. Con el buen tiempo son muy frecuentes los “open air”, que se montan en parques o al lado del río. Un escenario que ya fue teatro de muchas es el Mauer Park, en Prenzlauer Berg, los demás dependen de la fantasía de quien los organiza, hay que fijarse en los afiches y preguntar a otros domingueros-techno.

* La película Berlin Calling se presenta en España por primera vez en junio: Jueves, 04-06, 22.00 horas Viernes,05-06, 19:30 horas. En el Cine Palafox (C/ Luchana 15, 28010 Madrid) con subtítulos en castellano.

** Este artículo saldrá en los próximos días en soitu.es

Advertisements