El crimen perfecto

21 March 2009

Os entrego esta historia preciosa que vengo siguiendo desde hace un mes, pero que ninguno de mis editores consideró digna de publicación en papel. Como cuando hace algunos años, de practicante en un diario, tenía que luchar con todas mis fuerzas para que se publicaran en los breves internacionales las historias de los piratas somalíes….

El pasado 25 de enero el prestigioso centro comercial berlinés KaDeWe padeció un robo multimillonario. Tres hombres encapuchados que fueron grabados por las cámaras de seguridad mientras subían en la hall principal del centro, rompían los crístales y llenaban sus bolsas de joyas por un valor total de 5 millones de euros.

Cuando la policía encontró en el lugar un guante con trazas de ADN, pareció que el caso se iba a solucionar pronto. Sin embargo, por algún chiste de la suerte, o quizás siguiendo un guión perfecto, el ADN registrado en el lugar del delito conducía no a una persona, si no a dos gemelos idénticos, libaneses, de 27 años, Abbas y Hassan O. Del tercer hombre, se perdieron las trazas.

La ley alemana establece que los acusados tienen que ser demonstrados culpables de un crimen de manere independiente. El problema, en el caso de estos gemelos, es que su ADN es tan similar (casi idéntico) que ambos pueden estar conectados con el guente encontrado en el centro comercial. Es decir, la tecnología actual empleada en estos casos no permite distinguir. Así que, apesar de que ambos tengan precedentes y de que muy probablemente hayan asaltado juntos la tienda en el noche del 25 de enero, no pueden ser condenados hasta que no se encuentra otra evidencia independiente.

Ambos gemelos se resistieron a comentar lo acurrido dede que fueron arrestados el 11 de febrero. “Los que permanecen en silencio no siempre lo hacen para cubrir sus culpas, simplemente a veces los hacen en el respeto de sus derechos costitucionales”, dijo su abogado Alex Weimann al Tegesspiegel.

Esta semana los hermanos libaneses fueron liberados y según la prensa local uno de ellos dijo la siguiente frase: “Estamos orgullosos del Estado Costitucional alemán, y lo agradecemos”.

Advertisements